Xbox One: La consola para verdaderos gamers

Microsoft siempre ha sido reconocido como una de las empresas más grandes de todo el mundo, siendo aquella que nos ha brindado una inmensa cantidad de productos electrónicos de suma importancia actual.

Quizá reconozcas la marca por su sistema operativo Windows u otros productos, pero si nos adentramos a otro mercado más específico en el que Microsoft tiene una fuerte influencia, podemos encontrar una joya muy particular: su línea de videojuegos, Xbox.

Xbox One
Estamos hablando de uno de los pilares fuertes y principales de esta industria. Sus rivales Sony y Nintendo también se encuentran entre las empresas más influyentes, pero probabemente Microsoft lleve algún tipo de delantera. No necesariamente en el ámbito gamer, pero sí quizás en el medio tecnológico. Los avances que esta empresa suelen ser mayormente anticipados; sin embargo, suelen caer por culpa del mal marketing.

La consola que lleva las actuales riendas de Microsoft es la Xbox One. Amada por muchos, rechazadas por otros. Se trata de un equipo sumamente capaz de llevar una corona, pero al cual no se le ha sabido dar el trato que merece. Actualmente, la Xbox One es una sólida elección tanto por sus títulos exclusivos como por los de third-party.

Si se considera bien, nos encontramos con una excelente y completa consola, tan solo hay que fijarse en los pequeños detalles.

Lo bueno de la Xbox One

Xbox One

  • Un elegante equipo capaz de reproducir la mayor parte de los juegos actuales, tanto exclusivos como multiplataforma.
  • Retrocompatibilidad con una buena cantidad de títulos de Xbox 360, un catálogo que va creciendo conforme pasa el tiempo (sin plan alguno de parar).
  • Una interfaz mejorada en todo aspecto, la cual puede ser manejada con la voz.
  • Mayor velocidad y capacidad de usos múltiples (puedes ejecutar varias aplicaciones al mismo tiempo sin afectar el rendimiento del dispositivo).
  • Inclusión de lector Blu-ray (algo que no tenía su predecesora), nuevos puertos USB 3.0, una memoria interna expandida a 500 GB y resolución capaz de llegar a 4K.
  • Un mejorado control, siendo un inigualable legado, quizá superando al control del 360 en comodidad (y ya eso es mucho decir).

Lo malo… (que no es tan malo)

  • Puede que reproduzca los mejores títulos multiplataforma, pero juegos como The Witcher 3 son ejecutados en una resolución muchísimo inferior que en PlayStation y PC, y ni se hable de los frames.
  • El insoportable Kinect. Sencillamente, está prendido las 24 horas diarias tan solo para estar alerta de cualquier tipo de orden del consumidor. Muchos conspiranóicos afirman que puede que estén grabándote con propósitos de
  • ¿Cuándo dejarán atrás los mandos que usan baterías? Es algo sumamente costoso a la hora de jugar, pues el gasto en baterías puede ser muy constante y tedioso. Esto es un punto para Sony.
  • No se puede cambiar el disco duro a uno de mayor capacidad. Esto ocurre debido a que se encuentra soldado al equipo.
  • No es capaz de permanecer de forma horizontal. ¿Hay que explicar por qué esto es una desventaja?

Al fin y al cabo, es una excelente opción a la hora de decidir por una consola de octava generación (sin quitar créditos a Sony y Nintendo). Si tienes en mente adquirir una, ¡no esperes más!

Puedes comprarla por tan solo EUR 299.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *